top of page

Campiña de Jaén – Área metropolitana – La Loma

I. LOCALIZACIÓN

A diferencia de los anteriores sectores, las regiones comprendidas entre la Campiña, el Área Metropolitana de Jaén y La Loma, situadas en la zona noroccidental y central de la provincia, se componen de paisajes altamente antropizados, entre otros motivos, por ubicarse en ellos la capital jienense. De igual modo, aparecen municipios con una dilatada secuencia histórica, como son Úbeda y Baeza.

Geográficamente, este amplio territorio limita al norte con la provincia de Ciudad Real y con Sierra Morena, incluyendo el municipio de Linares, a caballo entre ambas comarcas; a oriente, con la provincia de Córdoba; en su extremo meridional, con municipios como Martos y Mancha Real, así como las sierras de Mágina y Jabalcuz; y en la parte más occidental, queda definida por las localidades de Torreperogil y Sabiote, colindantes con las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

1.jpg

Delimitación de la Campiña de Jaén-Área Metropolitana-La Loma. Fuente: Elaboración Propia

II. Características del medio físico

El espacio geográfico

El territorio de la Campiña jienense se compone de pendientes moderadas, con desniveles suaves, a excepción de algunas zonas ubicadas en el área más meridional, donde predominan las formaciones calcáreas propias de las Cordilleras Béticas. En este entorno se alzan el Pico Jabalcruz (1.614 m) y el Pico Mágina (2.167 m), el más alto de la provincia y el tercer macizo montañoso de Andalucía.

Sierra Mágina. Fuente: Espacios Naturales de Andalucía (www.juntadeandalucia.es/medioambiente/portal/web/ventanadelvisitante)

Las calcarenitas, margas y calizas predominan en el sector noroccidental de la provincia. En las proximidades de los cauces de los ríos, entre los que destaca el Guadalquivir, aparecen materiales sedimentarios -arenas, limos, arcillas- acompañados de gravas y cantos rodados de mediano tamaño (Fernández -Baca y Fernández Cacho 2010: 136; PRODECAN 2020: 20-21).

 

 

Factores climáticos

El clima de la Campiña de Jaén-La Loma se caracteriza por inviernos fríos con temperaturas mínimas que fluctúan entre los 1ºC y 3ºC. Los veranos se pueden considerar muy calurosos, llegando a alcanzar temperaturas máximas de 36º (PRODECAN 2020: 24). Las temperaturas medias anuales oscilan los 16ºC (Fernández-Baca y Fernández Cacho 2010: 136). Aún así, existen variaciones de temperatura dependiendo del sector, pues el espacio central es mucho más cálido que las zonas orientales y occidentales.

Según datos de la AEMET, la pluviometría anual varía entre los 500 mm en la zona central de la Campiña y los 700 mm en los municipios colindantes con las Cordilleras Béticas. Por su parte, la insolación anual es superior a las 2.800 horas de sol.


 

Hidrología

Al igual que en la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, el río Guadalquivir es la arteria fluvial que, en dirección este-oeste, rige y articula estas grandes comarcas. Algunos de sus afluentes, nacidos en Sierra Morena, discurren por estos territorios centrales hasta su desembocadura en el Guadalquivir, como con el río Guadalimar, el Rumblar, el Jándula y el Yeguas. De la zona más meridional parten otros afluentes, como el Guadiana Menor y el Guadalbullón.

En el transcurso de estos ríos se disponen una serie de embalses que garantizan el abastecimiento de agua tanto para el consumo humano, como para fines agrícolas, ganaderos e industriales. Entre ellos, en la zona norte de la Campiña, se sitúa el pantano del Jándula (Andújar), con una capacidad de 322 hm3, así como el embalse de Aguascebas, en el municipio de Villacarrillo. De igual manera, en la Campiña Sur de Jaén destaca el embalse de Víboras, en el municipio Martos, aunque con una capacidad bastante reducida que alcanza los 17 hm3. Mención especial merece en el Embalse de Quiebrajano, ubicado en un paraje natural de extraordinaria belleza, en las inmediaciones de Sierra Mágina.

Embalse de Quiebrajano en Sierra Mágina. Fuente: https://clubsafalinares.es/wp-content/uploads/2016/01/Colas-Del-Quiebrajano.jpg

Vegetación y flora

En la zona más septentrional de la Campiña jienense, lindando con Sierra Morena, pueden localizarse especies como el alcornoque o la jara pringosa. También existe una gran extensión de pinares de repoblación, si bien el alto grado de antropización de este territorio ha causado estragos en la vegetación y apenas aparecen -de manera marginal- encinares, tomillares, romerales y cantuesales (Fernández-Baca y Fernández Cacho 2010: 136).

Prácticamente la totalidad de la Campiña de Jaén queda ocupada por extensos campos de olivar, muy favorecidos por la presencia de relieves sosegados. Existen también cultivos herbáceos con cierta tradición en la comarca, como el algodón, seguidos -en una escala muy reducida- de los cultivos de cereales como el trigo, la cebada y la avena.


 

Fauna

Desde un punto de vista faunístico, existe una clara diferenciación entre las zonas montañosas y los territorios de Campiña propiamente dichos, pues en estos últimos la fauna es mucho más reducida en comparación con la de Sierra Morena o la Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Aunque los peces, anfibios y reptiles son numerosos, llaman la atención las poblaciones de aves y los mamíferos. En la Campiña, especialmente en el área septentrional, no es difícil encontrar aves residentes como el águila ibérica, el buitre negro, el sisón común, el pito real o el gavilán. También se alojan en temporadas estivales especies como la garza real, la cigüeña negra o el aguilucho. Por su parte, entre los mamíferos sobresalen el lince y el lobo ibérico, el tejón, la nutria y el zorro. Al igual que en Sierra Morena, existe fauna con un alto valor cinegético, predominando el ciervo, el jabalí y la liebre.

2.jpg

III. Características socioeconómicas

Demografía

Pese a tratarse de un espacio altamente urbanizado en comparación con otras áreas jienenses, la Campiña de Jaén - Área Metropolitana - La Loma sufrió una importante regresión demográfica durante la segunda mitad del siglo XX, salvo en los grandes núcleos urbanos, como en el denominado "triángulo renacentista de La Loma", conformado por las ciudades históricas de Sabiote, Úbeda y Baeza.

En el caso de la capital jienense, la población llegó a superar los 110.000 habitantes en el año 2021; en Úbeda sabemos que la población rondaba los 34.208 habitantes hace apenas un par de años, y en Baeza, por las mismas fechas, alcanzaban los 15.762 habitantes (INE 2021). Además, en el límite de estas comarcas con Sierra Morena, hay que recordar que se encuentra el segundo municipio más poblado de la provincia, Linares.


 

Principales actividades económicas

Uno de los motivos de la menciona regresión demográfica experimentada en estas comarcas se debe al abandono de las actividades mineras en los distritos de Linares y Bailén. Pese a todo, este declive supuso el auge de otros sectores industriales. La Loma y la Campiña jienense son las entradas principales de las vías terrestres que llegan a Andalucía desde el norte peninsular, por lo que tienen asegurada su conexión con buena parte del país. Esta excelente ubicación ha favorecido la implementación de industrias dedicadas a la construcción y la metalurgia, entre las que se encuentran las fábricas de cemento del municipio de Torredonjimeno o las de cerámica de Bailén. De igual manera, hay que mencionar las industrias madereras presente en Jaén, Mancha Real y Úbeda (Fernández-Baca y Fernández Cacho 2010: 137).


 

Olivar en el municipio de Torredelcampo. Fuente: Wikimedia.org. Autor: Veinticuatro de Jahén (2018).

Innegablemente, la actividad económica predominante es el cultivo del olivar, considerado un monocultivo que ocupa casi el 80% de la superficie cultivada de la provincia, así como otras industrias subsidiarias, como harineras y fábricas de maquinaria agrícola. La expansión del riego en el olivar ha incrementado considerablemente las cosechas, cuyas producciones llegan a duplicarse en comparación con el cultivo tradicional. Hoy, la gran producción aceitera de la provincia de Jaén no podría entenderse sin el impacto provocado por este regadío (Araque, Gallego y Sánchez 2002, 25-26).

La caza se ha convertido en otro factor económico de vital importancia, más aún en la Campiña norte, donde existen varios cotos de caza. Precisamente en estos parajes se está instalando un incipiente turismo rural, cada vez más demandado. El turismo cultural está, asimismo, experimentando un fuerte crecimiento en la capital jienense, a la par que se consolida en las ciudades históricas de Úbeda y Baeza.

Profesiones tradicionales

Históricamente, la minería ha sido uno de los motores económicos de la Campiña de Jaén y La Loma. Por ello, buena parte de las profesiones tradicionales de estas comarcas han estado vinculadas a la metalurgia.

La Loma es, al mismo tiempo, la comarca olivarera por excelencia, por lo que no es de extrañar que, durante generaciones, se hayan ido conformando cuadrillas de obreros expertos en el cultivo, la recolección y la transformación de la aceituna. Cada labor requiere un tipo de trabajador, entre los que se encuentran fanegueros, acarreadores y maestros molineros, estos últimos, responsables de controlar hasta el último detalle del prensado. A mediados del siglo XX comenzó a extenderse la participación femenina en el sector, especialmente en la recogida de la aceituna. Se trata de labores temporales, cuyas campañas dan comienzo a finales del otoño o principios del invierno.

Por otra parte, algunos municipios de la Campiña y La Loma, como Úbeda y Arjonilla, han sido los principales productores cerámicos y alfareros de la provincia de Jaén. En ellos se mantienen estos oficios tradicionales que se remontan a época califal omeya y que, como resultado, nos brindan piezas tan características como la conocida cerámica de color verde de Úbeda; labor que no hubiera sido posible sin la presencia de las aguas procedentes de la cuenca del Guadalquivir.

Alfarería en la comarca jienense de Las Lomas. Fuente: https://almadepueblos.es/la-loma-el-legado-majestuoso/


 

  IV. BIBLIOGRAFÍA

  • ARAQUE JIMÉNEZ, E.; GALLEGO SIMÓN, V. y SÁNCHEZ MARTÍNEZ, J. D. (2002): "El olivar regado en la provincia de Jaén", Investigaciones Geográficas, nº 28, pp. 5-32.

  • FERNÁNDEZ-BACA CASARES, R. y FERNÁNDEZ CACHO, S. (2010): Paisajes y patrimonio cultural en Andalucía: tiempo, usos e imágenes, Consejería de Cultura, Sevilla.

  • INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (2021): Cifras oficiales de población resultantes de la revisión del Padrón Municipal a 1 de enero, Madrid. Recuperado de: INEbase / Demografía y población /Padrón. Población por municipios /Cifras oficiales de población de los municipios españoles: Revisión del Padrón Municipal / Resultados

4.jpg
5.jpg
bottom of page